2012. Aparece en Lanestosa una placa conmemorativa a Don José Bringas de la Peña, fundador de la escuela de primera enseñanza en 1775.

el . Publicado en Investigación

Recientemente se ha encontrado en unas tareas de limpieza llevadas a cabo en las escuelas por el Ayuntamiento de Lanestosa, la placa conmemorativa que a continuación os presentamos. Hemos querido profundizar en la investigación sobre esta placa y sobre la figura de D. José Bringas de la Peña, la persona honrada y recordada en el año 1920 como así consta en la misma.

1888. Las escuelas de Lanestosa. Breve historia, informe de la obra y planos originales.

el . Publicado en Investigación

Continuamos con la línea de investigación sobre las escuelas, esta vez a partir del año 1806, justo donde termina el artículo publicado en esta  web referente a la reciente aparición de la placa conmemorativa a D. José Bringas de la Peña. En el artículo citado se explica que D. José Bringas de la Peña deja en herencia una importante cuantía para la fundación de una escuela de primeras letras (110.000 reales al año, y una renta también anual, de 250 ducados).

El Valle de Lanestosa y un posible ramal de una calzada romana.

el . Publicado en Investigación

Restos de la calzada romana

Hasta la fecha es toda una incógnita por resolver la posibilidad de que por el valle del río Calera hubiera pasado un ramal de lo que pudo ser una calzada romana. De ser así, no sería desdeñable la idea de que por nuestra villa, o por sus inmediaciónes, hubiera restos de la misma sepultados a través de los tiempos.

Esta idea lleva rondando mucho tiempo en mi cabeza y revisando los datos que hay he considerado oportuno poner en conocimiento de nuestros lectores, aquellos que me han parecido mas esclarecedores, esto es, la revisión que se hace en el libro "Lanestosa", de Bizkaiko Foru Aldundia de 1987.

1905. Fichas del boticario D. Francisco Ortiz y Gallo. Remedio contra la tiña.

el . Publicado en Investigación

Receta contra la tiña.

Febrero de 1.905, la tiña (dermatofitosis) debía ser una de las afecciones mas comunes en la población de la pequeña villa vizcaína de Lanestosa.

Se trata de una infección contagiosa que afecta a la superficie de la epidermis causada por un grupo de hongos llamados dermatofitos.

La población nestosana de principios del s.XIX, seguramente con déficits alimentarios y falta de higiene, padecían esta incómoda enfermedad cuya sintomatologia incluía comezones, ardores, enrojecimiento dérmico, descamaciones, agrietamiento e incluso olores desagradables.