Don Sancho IV.

166 El de Lanestosa, villa de Vizcaya, nombrada antes Fenestosa, fué dado por don Lope Díaz de Haro el VI, y don Diego Lopez de Haro su primogénito, en seis de Junio de mil doscientos ochenta y siete. Dispone que todos los que vengan á poblar se mantengan al fuero de francos, sean Franceses, Españoles, .o de otra qualquiera nacion. Les exime de los fueros malos de merinage, sayonía, vigilia violenta de castillo, mañería, batalla, fierro, calda, y pesquisa. Sean libres y quitos por siempre de todos los pechos aforados y desaforados. En los casos de caloña paguen al señor y no al alcalde, merino ni sayon la novena y el arenzadgo. Compren heredades libremente sin pesquisa ni mortura, sayonía ni vereda, y vendan con igual libertad. Labren las tierras yermas de su término. Pasten sus ganados y sieguen yerba para heno. Aprovechen las aguas para todo uso. Corten leña y maderos para fuego, y edificios. Tengan su iglesia libre como tienen las suyas los de Logroño, los de Medina de Pomar y los de Castro-Urdiales. Les dona tierras, viñas, huertos, molinos y canales, y todo quanto dentro de los términos perteneciese al señor. La compra de ganados, muebles y ropas sea libre y sin otura. El señorío de la villa sea mayorazgo en Vizcaya por siempre jamas.

NOTICIAS HISTÓRICAS DE LAS TRES PROVINCIAS VASCONGADAS, EN QUE SE PROCURA INVESTIGAR EL ESTADO CIVIL ANTIGUO DE ALAVA, GUIPUZCOA Y VIZCAYA, Y EL ORIGEN DE SUS FUEROS.

PARTE II

ORIGEN DE SUS FUEROS.

POR EL Dr. D. JUAN ANTONIO LLORENTE,

PRESBITERO, DIGNIDAD DE MAESTRESCUELAS Y CANONIGO DE LA SANTA IGLESIA PRIMADA DE TOLEDO,

ACADEMICO CORRESPONDIENTE DE LA REAL 

ACADEMIA DE LA HISTORIA

TOMO II

MADRID EN LA IMPRENTA REAL

AÑO DE 1807.

Ilustrísimo Señor Diputado General
de este Señorío de Vizcaya
Bilbao
Alcaldía de la villa de Lanestosa
Sección de Policía

En la noche del 13 del corriente
sobrevino en esta villa y sus
contornos un terrible torbellino
precedido de continuos y espantosos
relámpagos y truenos que sin
intermisión se sucedían y repetían:
se disolvió la nube en agua gruesa y
abundante desde las dos hasta las seis
de la mañana del 14, con cuyo motivo
creció tanto el río que pasa por esta villa
que destruyó las 4 presas y molinos que
hay en su corta jurisdicción de un cuarto
de legua de longitud; derribó y se llevó
las paredes de las huertas y mieses de las
dos orillas, arrasando los frutos y árboles
que había en ellas y dejándolas ocupadas
de piedra, maleza y escombros; socavó y
se llevó parte de las cepas, estribos y
cimientos del único puente que hay de
piedra; y destruyó el zampeado de madera
que sostenía a este y a una fuerte muralla
que resguardaba una calle y algunas casas
de la población, y en la longitud de 200 pies y
14 de anchura se llevó la muralla, de modo
que en la parte del puente y muralla
ascendieron las aguas más de catorce pies.
Lo que pongo en noticia de Vds. para su
conocimiento y efectos conducentes.
Dios guarde a Usted muchos años.

Villa de Lanestosa y Agosto 19 de 1831.

Manuel Sainz

Fuente:
Archivo Histórico Foral - Bizkaiko Foru Aldundia
Signatura: AQ0026-140

Pedro de la Henestosa (1541-1543).

Don José Martí y Monsó en los citados Estudios histórico-Artísticos nos revela el nombre del autor de la traza y constructor de la capilla mayor de la iglesia de San Antonio Abad, vulgo San Antón, de la Ciudad de Valladolid, habiendo obtenido la noticia de los papeles del archivo del duque de Gor, los cuales estudió con provecho. El maestro de cantería Pedro de la Henestosa, vecino de la villa de Henestosa “ques del condado de bizcaya” concertó con el doctor Ruesta, Inquisidor general, como testamentario de Doña Francisca de Taxis, viuda de Mateo de Taxis, correo mayor de su majestad, la fábrica de una capilla de cantería en la iglesia de San Antón, capilla que, según todas las posibilidades, sería la mayor. La escritura de compromiso se otorgó ante el escribano Hernando del Castillo el 4 de Junio de 1541, y dos años más tarde, el 11 de Junio de 1543, se ratificó el concierto habiendo dado poder Henestosa á Juan de Sarabia, maestro de cantería, vecino de Mucientes, para que concertase con Alonso Quintanilla, padre y lejítimo administrador de Mateo de Taxis. Los principales párrafos extractados de ambos documentos son los siguientes: “… nos pedro de la henestosa maestro de cantería… nos obligamos quel dho pedro de la henestosa hara en la noble villa de Vallid en la iglesia de señor sant anton… una capilla de canteria toda muy labrada e puesta en toda perficion conforme a una traza que della esta fecha e firmada del muy Reberendo señor dotor Ruesta inquisidor general… e el dho pedro de la henestosa… ha de ser hecha y acabada la obra de la iglesia de señor sant anton… que agora nuevamente se quiere hazer… acabada en toda perficion… por la manera siguiente… se a de hazer por la elecion de una traza que yo pedro de la henestosa maestro de cantería doy… echa en un pliego de papel e firmada de mi nimbre… digo yo pedro de la henestosa… que hare la obra… por precio y quantia de dos mil ducados de oro… la dare hecha y acabada… desde el dia de sn. Miguel deste presente año de myll e quinientos e quarenta e uno fasta el dia de sant  miguel del año de quarenta y tres…”. El segundo documento, después de trascribir el poder de Henestosa á favor de Juan de Sarabia, por el que “en mj nombre… podáis hazer qualquier concierto e ygualas e conveniencias con el señor quintanilla vezino de la villa de medina del campo ó con otra persona… que tuviere poder de la señora Doña francisca… para en lo que toca a la capilla de señor sant anton de la villa de Vallid…” (fecha del poder en Mucientes á 9 de Mayo de 1543), expresa la anterior escritura otorgada con el Dr. Ruesta, “la cual dha scriptura dixeron que ratificaban… en todo e por todo… de palabra a palabra…”, y se hace entrega Sarabia de algunas cantidades á buena cuenta. De esos extractos no se deduce claramente si Henestosa hizo solamente la capilla, ó si trató también del cuerpo de la iglesia. Más veces se indica capilla, y se armoniza bien con la obra de la iglesia que indicaremos al hablar de Juan de la Vega.

Anuario para 1904 y 1905. Asociación de Arquitectos de Cataluña. 

Enlaces relacionados:

El Valladolid desaparecido, la iglesia de San Antón

MONUMENTOS DESAPARECIDOS: La iglesia de San Antonio Abad I

1981. Los Canteros Vizcaínos (1500-1800). Los Lanestosa, tres generaciones de canteros.

Diccionario biográfico por José A. Barrio y José G. Moya Vagañon

Loading...

LA FORJA ARTISTICA EN LAS ENCARTACIONES DE VIZCAYA.
VALLE DE TRUCIOS Y VILLA DE LANESTOSA
JUAN DE AMESTI MENDIZABAL

Loading...

MADERA TALLADA EN LAS ENCARTACIONES DE BIZKAIA.
VALLE DE MUZKIZ Y VILLA DE LANESTOSA. S. XV - XIX.
JUAN DE AMESTI MENDIZABAL

Desaparición del euskera de las Enkartaciones, entre Bilbao y Laredo

En las crónicas neogóticas de Alfonso III de Asturias del año 886 es cuando se nombra por primera vez a Bizkaia ("Biscai" se escribe), pero en referencia a Alfonso II el Casto (760-854), por tanto describe el período que sigue a la muerte del duque baskón Waifre (768) y la caída del ducado de Baskonia en su parte más septentrional en manos francas (la Aquitania medieval, comarca entre ríos los Garona-Loira). En esa crónica se dice que Bizkaia junto a Alaba, Orduña y Alaone (¿Aiala?), eran "tierras poseídas por sus moradores", junto a las tierras de lo que ya era el núcleo de los “nauarri”: Berrueza, Deio y Pamplona.

En el mismo documento, se relata detalladamente los lugares “repoblados” por Alfonso II, rey de Asturias y conde de Cantabria, entre las cuales estaban “Supporta” y “Carranza”, seguramente se refiere a la comarca oriental de las Enkartaciones o Enkarterriak en Bizkaia, incrustada entre Cantabria y Burgos, recuperada después tras la entrada de estas tierras en el reino de Pamplona-Nabarra, cuya frontera con el reino de Oviedo-Asturias pasaría a estar en comarca de la bahía de Santander y el castillo nabarro de Cudeyo.

Powered by mod LCA
Ir Arriba
Template by JoomlaShine