Febrero de 1.905, la tiña (dermatofitosis) debía ser una de las afecciones mas comunes en la población de la pequeña villa vizcaína de Lanestosa.

Se trata de una infección contagiosa que afecta a la superficie de la epidermis causada por un grupo de hongos llamados dermatofitos.

La población nestosana de principios del s.XIX, seguramente con déficits alimentarios y falta de higiene, padecían esta incómoda enfermedad cuya sintomatologia incluía comezones, ardores, enrojecimiento dérmico, descamaciones, agrietamiento e incluso olores desagradables.

 

Don Francisco Ortiz y Gallo, boticario del pueblo, encerrado durante los duros meses de invierno en su pequeña trastienda/laboratorio de la botica, se afana en encontrar un remedio para este mal y poder aliviar tantas molestias en sus vecinos.

Buscando y rebuscando entre sus libros, encuentra un remedio eficaz propuesto por el Dr. Felix de Bruselas, del que dice que es el mejor método conocido, ya que "es capaz de atajarla he incluso de curarla, por rebelde que sea".

 tia 1

Receta contra la tiña (1).

tia 2

 Receta contra la tiña (2).

 Don Francisco tiene el hábito de escribir de puño y letra, en fichas, aquellos remedios más útiles y prácticos para recetar a la población que luego deja "perdidos" entre las hojas de los grandes volúmenes de farmacopea general.

HDL tiene el interes por desvelar secretos de la villa y, buscando y rebuscando entre los manuales del boticario, van encontrando pequeños tesoros que ahora se muestran a los nestosanos del s.XXI

Estas fichas que presentamos en la página son los primeros documentos originales y manuscritos del bueno del boticario, aunque no los únicos, ya que en el Fondo Historias De Lanestosa (FHDL), todavía conservamos una valiosa colección de estas fichas, originales y únicas, de la historia de nuestra villa.

 

Texto: Patxi Ortiz Gutiérrez

Fichas: Fondo Historias De Lanestosa (FHDL)