Guerra civil. Castilla

Laredo, 30 de Junio (de nuestro corresponsal).

Sigue bloqueada esta villa con los enormes perjuicios que tengo á Vds. anunciados, y toda la parte oriental de la provincia dominada por la facción, que saca de ella la juventud y todo género de recursos; sin embargo de hallarse situados en la Cavada mas de 2000 hombres de escelente tropa, que aunque animada de los mejores sentimientos, ningún fruto puede producir á la causa nacional, mientras no avance su línea de operaciones á los confines de las encartaciones de Vizcaya, desde donde preservaría á esta desgraciada provincia de los innumerables males que está sufriendo tanto tiempo ha con las correrías de los facciosos por su territorio, sin ser perseguida de nadie.

Castor ha marchado á Balmaseda con 16 compañías, habiendo dejado 12 en Rasines, La Nestosa y Ramales para proteger la fortificación, que ya va á concluirse de las dos casas de Orense, y varias cortaduras y otras obras que está ejecutando en el camino real de aquí á Castilla, y en las alturas y montes contiguos.

CARLISMO249La junta carlista de la provincia ha nombrado juez en comisión de este partido con agregación del de Ramales, y parte del de Castro Urdiales al licenciado D. Gaspar de la Oyuela Bustamante, quien se ha situado en Ojuar, desde donde, acompañado de unos cuantos aduaneros recorre su jurisdicción, que ha empezado á ejercer, formando diferentes cusas por supuestos delitos, y espedientes para embargar y rematar los bienes de los adictos á la causa de la Reina, que se han ausentado de sus respectivos pueblos. Ha prohibido, bajo multa de 100 ducados, que ningún alcalde cumpla los mandatos del juzgado de esta capital, y como la fuerza apoya sus prohibiciones, se llevan á debido efecto, y este partido se halla privado de la administración de justicia, que no es un mal de los mayores comparado con otros, que le produce la dominación de los facciosos, que hace tiempo debiera haber desaparecido, si á la tropa que ha habido en la provincia se la hubiese dado otra dirección, que en nuestro concepto reclamaban las circunstancias del país.

Ayer á las dos de la tarde se presentaron en la Nestosa, procedentes de la parte de Reinosa, sobre 200 caballos al mando de los cabecillas Villodra y Modesto. Se cree que la persecución de nuestras tropas les ha obligado á abandonar el país que habían elegido para sus operaciones. Es lo cierto que la Nestosa no es territorio para caballería, y que han llegado allí muy estropeados los caballos y los ginetes llenos de lodo, habiendo tenido que atravesar todo el valle de Soba. Si nuestra columna de operaciones hubiera avanzado la línea, según tantas veces hemos propuesto, esos caballos y ginetes habrían caído en su poder, y también Lequina, que se esperaba de un momento á otro con su infantería. Para racionar aquellos, una compañía facciosa ha venido hoy á Limpias, y se ha llevado de un almacen 100 fanegas de maíz. La caballerçia no puede permanecer en la Nestosa ni en sus inmediaciones, porque es un terreno áspero y montuoso, y no produce ni hay cebada ni paja. Tiene que internarse á Vizcaya, y ha de sufrir mucho por la calidad del país.

El Correo Nacional, Madrid 8 de Julio de 1838.