Continuamos con la línea de investigación sobre las escuelas, esta vez a partir del año 1806, justo donde termina el artículo publicado en esta  web referente a la reciente aparición de la placa conmemorativa a D. José Bringas de la Peña. En el artículo citado se explica que D. José Bringas de la Peña deja en herencia una importante cuantía para la fundación de una escuela de primeras letras (110.000 reales al año, y una renta también anual, de 250 ducados).

Según la documentación recopilada se cree que con ese dinero lo que se hizo fue la reconstrucción de la Casa Consistorial, ya que seguramente la escuela se encontraba situada en el mismo edificio que el Ayuntamiento, que se reedifica en el año 1783 gracias a la generosa aportación del bueno de Don José.

Informe12Transcripción del informe sobre las escuelas.

A partir del año 1806 la villa emprende el camino para construir la nueva escuela con edificio propio independiente a la Casa Consistorial, y de nuevo el primer empuje económico viene de un nestosano emigrado a América. Continuando con la información proporcionada por Aranzazu Saratxaga en el libro "Monografía de pueblos de Bizkaia - Lanestosa", se cita:

"En 1806 sabemos que la villa estaba edificando una escuela de nueva planta con el dinero que había enviado para dicho fin D. Juan Ángel Ortiz de Rozas, natural de Lanestosa y vecino de Guadalajara (Indias)". De tal manera en febrero de 1807 se anunciaba en el Ayuntamiento la necesidad de colaboración de todos los vecinos para hacer el medianil de la nueva construcción. A unos se les pide que acudan con sus bueyes y a otros que aporten directamente dinero, siempre de forma gratuita "por redundar en beneficio de todos". Además y debido a los grandes gastos que se prevén se decide recargar el tabaco que entra en la villa.

Informe13Presupuesto para las escuelas (hoja 1).

 

Informe14Presupuesto para las escuelas (hoja 2).

Y en este punto, no se sabe nada del devenir de este proyecto y de estas escuelas. Se cree que pudieran ser destruidas por las tropas francesas volviendo de nuevo, escuelas, cárcel y carnicería al edificio de la Casa Consistorial. Otra vez al mismo sitio. En cualquier caso en 1836 la villa se ve obligada a vender el edificio de la Casa Consistorial y comprar ese mismo año una casa en la calle de la Rivera (actualmente la farmacia), a D. Manuel Sainz de la Lastra, para ubicar en ella todos estos servicios de nuevo.

PLANTABAJAPlanta Baja.

Todo cambia en el año 1884 cuando D. Tomás Ortiz Ruiz, vecino de Lanestosa, manifiesta que su primo, D. Juan Manuel Ruiz, vecino de Guatemala, deja en su testamento un legado de 5.000 pesetas, con la condición de que sean utilizadas para la construcción de una escuela de nueva planta para niños y niñas, y habitación para los maestros. Por tanto, hay que entender que es D. Juan Manuel Ruiz, el valedor inicial, y persona que impulsa definitivamente la construcción de las escuelas que han llegado hasta nuestros días.

PlantaPrincipalPlanta Principal.

No obstante, y pese a esta primera aportación es importante señalar que también el Ayuntamiento abre una suscripción para aportaciones. El propio Ayuntamiento se compromete a contribuir con 1.000 pesetas y numerosos vecinos de la villa también colaboran. En los meses siguientes van llegando más ayudas económicas, sobre todo desde México y Cuba hasta llegar a la inestimable cifra de 14.868 pesetas.

FachadaEFachada Este.

Como continúa señalando Aranzazu Saratxaga, una vez conseguido el dinero necesario, el 18 de marzo de 1887, el Ayuntamiento de Lanestosa compra por 750 pesetas a la familia Ortiz del Rivero un terreno labrantío en el sitio de la Canal Bajera, que limita al Este con el camino real, al Sur con el puente viejo, al Oeste con el río y al Norte con un terreno de D. José Ortiz Abascal. Este terreno, como se puede adivinar, es el que en la actualidad alberga las escuelas y lavaderos.

FachadaSFachada Sur.

El proyecto del edificio fue diseñado por D. José Bretones Calderón, natural de Cartagena, por entonces residente en Lanestosa, donde trabaja como Director Facultativo de Minas. El presupuesto total de la obra, según sus cálculos, asciende a 19.444 pesetas. Sacada a subasta la construcción del edificio fue adjudicada al contratista Bernardo Martínez. A finales de julio de 1.888, éste informaba que había finalizado la casa escuela. Reconocida la obra por un arquitecto enviado por Diputación y el propio Bretones, se dio por buena.

Después de la revisión histórica, Historias de Lanestosa, presenta la documentación inédita del proyecto realizado por D. José Bretones Calderón para el diseño y ejecución de la obra de las escuelas. Unos documentos del año 1888, fecha en la que se entregan las escuelas por el contratista Bernardo Martínez y los planos originales de Bretones, con alzado y plantas del edificio.

Patxi Ortiz Gutiérrez

Fuentes: Archivo Familia Arámburu San Vicente de D. Pelegrin Hilario Arámburu, “Monografías de Pueblos de Bizkaia, Lanestosa“ de Aranzazu Saratxaga Garai, Diputación Foral de Bizkaia 2004.