1844. Lanestosa 16 de Junio. Es una falsedad que yo haya fingido no entender, y dado una interpretacíon torcida al bando, objeto de mi comunicación. (III)

el . Publicado en Crónica del siglo XIX

REMITIDO.

Señores redactores del Eco del Comercio.- Muy señores mios: Al leer en el núm. 532 del periódico de vds. la contestación que da el alcalde de esta Villa á mi comunicación inserta en el núm. 521, he observado, que se ha separado en ella de la verdad, de la buena fe y del raciocinio que deben presidir en semejantes polémicas; que ha desfigurado y mutilado periodos de mis conceptos, inventando otros, invadiendo el velado campo de las intenciones. No quiero que se me crea por mi dicho. Su exactitud ha de resultar del cotejo imparcial  que cualquiera puede hacer de mi comunicación con la contestación del indicado alcalde. Si se ha servido de tan reprobados medios para sacar consecuencias á su placer, forzoso me es refutarle, siguiendo en lo posible el órden desordenado con que hábilmente ha presentado sus ideas. 

1844. Lanestosa 29 de Mayo. Pero hay otras cosas que no pueden consentirse, porque ofenden la moral y buenas costumbres, y afectan tristemente á los honrados padres de familia. (II)

el . Publicado en Crónica del siglo XIX

Señores redactores del Eco del Comercio.- Muy señores míos: D. Francisco Celestino Gutiérrez ha ocupado las columnas del apreciable periódico de vds. núm. 521 del miércoles 15 del corriente mes, á fin de disminuir, si pudiese, el buen concepto que tengo adquirido; y al efecto refiere ocurrencias de las que á mí no me toca ocuparme, ni estoy impuesto de sus pormenores, para decir en sustancia que el alcalde de esta Villa permite bailar con pandereta y no con tamboril. Semejante frivolidad merecería un solemne desprecio, si no la acompañasen otras suposiciones maliciosas que ofenden mi delicadeza; y por esto debo manifestar que es absolutamente falso el que á estos habitantes se les prohiba bailar al son que quieran, ni que se entreguen al solaz y honesto recero que les plazca.

1844. LANESTOSA 9 de Mayo. Por corruptela y no por fuero el ayuntamiento que cesaba en esta Villa nombraba al que le había de suceder. (I)

el . Publicado en Crónica del siglo XIX

LA NESTOSA 9 de Mayo.- Por corruptela y no por fuero el ayuntamiento que cesaba en esta Villa nombraba al que le había de suceder. Convencida la mayoría de vecinos de la misma de los perjuicios que la irrogaba y podía irrogar la formación de su municipalidad por un sistema de elección tan injusto, tan absurdo, tan inconveniente y tan contrario á la razón y á la esperiencia, solicitó y obtuvo una órden del gobierno en el año 1841, previa la instrucción del oportuno espediente, para que el nombramiento de sus concejales se hiciese por la ley general que relativamente á la materia regía en el reino. Esta forma de elección iba produciendo las ventajas consiguientes á su bondad, porque los cargos del ayuntamiento recaían en personas del más posible arraigo, de honradez, sin distinción de colores políticos, de juicio y de pureza acreditada. De cualidades tan recomendables se hallaban adornadas las que componían el existente á principios de julio próximo pasado.

1822. El jefe político de Bilbao visitando la Villa de Lanestosa manifestó su sorpresa al ver que aún no se había colocado en ella la lápida de la constitución...

el . Publicado en Crónica del siglo XIX

El gefe político de Bilbao visitando la Villa de Lanestosa manifestó su sorpresa al ver que aún no se había colocado en ella la lápida de la constitución, y como le contestase uno de los concurrentes que estaban esperando tener fondos para poner una que fuese eterna, su señoría prometió regalársela tal, que correspondiese á sus buenos deseos; oferta en la que quiso tener parte el contador de aquella M. L. D. Manuel Sainz de la Lastra pagando la mitad del coste. Efectivamente se egecutó con el mayor primor una gran plancha de hierro dorada á fuego con la inscripción correspondiente, y se colocó el día de San José, aniversario de la publicación de nuestra constitución política, en medio de las más sinceras demostraciones del inocente júbilo en que rebosaban los corazones de aquellos virtuosos habitantes, quienes unidos con la más perfecta concordancia vieron fijar el signo de su libertad para que permaneciese perpétuamente á la vista de sus obligaciones.

S. M. complacido al ver la generosidad de dichos ciudadanos y la patriótica conducta de los vecinos de aquella Villa se ha servido mandar se les manifieste y publique para su satisfacción.

1839. Colindres. Los francos de Mena estuvieron antes de anoche en Lanestosa, y por poco sorprenden a otros dos aduaneros, como lo hicieron con cinco el día 12, los que...

el . Publicado en Las Guerras Carlistas

COLINDRES 23 de Marzo.- Las fuerzas de la facción desde Balmaseda acá son el batallón de Castor, que es el 7º de Vizcaya, el 1º y 2º cántabro, que todo será 1600 plazas á lo sumo, contando con la guarnición que dan á los fuertes de Guriezo, de San Vicente y fábrica, el de Molinos, Ramales y Guardamino : cuando se fortificó á Galdácano, Arceniega, Gordejuela y Sodupe creimos era cosa perdida, pues esperábamos cayesen todos como en una ratonera, pero nos hemos llevado un gran chasco, pues con ese sistema ha avanzado su linea sobre Santander y Burgos á las dos terceras partes de distancia.

1978. Cartas al Director. Otra vez Lanestosa.

el . Publicado en Crónica del siglo XX

Cartas al Director.- Otra vez Lanestosa.

A finales de Agosto, en la villa de Lanestosa (Vizcaya), ciertos señores comenzaron a construir en el lugar denominado "Campo de las Acacias", terreno comunal. Los vecinos, la mayor parte de ellos incluidos los veraneantes (vocabulario de unos pocos) ignoraban lo que allí se iba a construir. Comenzaron las indagaciones y según manifestación del señor que ejecutaba los trabajos, comentó: "Lo que se va a hacer aquí es una fábrica de muebles y depósito de gas butano" y que en otro lugar, también en terreno comunal del mismo pueblo iban a construir un hostal con piscinas climatizadas (esto me da risa). ¿Para quién iban a ser las piscinas? Hace algún tiempo, el alcalde dijo: "La tercera parte de los habitantes de Lanestosa son sexagenarios y está en proyecto la instalación de una piscina con su correspondiente centro deportivo y también está tratando de construir una casa cuartel para la Guardia Civil". Ahora resulta que en lugar de estas promesas o proyectos intentan instalar un depósito de gas. ¡Qué complejo más bonito! Una fábrica de muebles y un depósito de gas butano a escasos metros de la villa y por si era poco un hostal con piscinas climatizadas frente al matadero y muy cerca del cementerio. Algunas familias como es lógico, esperaban colocar a sus hijos en la fábrica de muebles, era esa la miel.